Tras conseguir con el primer equipo el objetivo de la permanencia, Alejandro Noguera se hará cargo del Sénior B durante la temporada 2018/19.

Después de su gran trabajo en el banquillo del primer equipo, Alejandro pasará a dirigir al equipo provincial del CD Híspalis, dirigido hasta entonces por Pavi.

Con estas palabras, Ale ha querido agradecer la oportunidad y la confianza depositada en él cuando en el mes de noviembre se le comunicó que se haría cargo del primer equipo.

“Llegué en noviembre con la misma ilusión que tiene un niño el Día de Reyes. Recuerdo que tardé 15 minutos en bajarme del coche en el primer entrenamiento de los mismos nervios. Estos 7 meses me enseñaron mucho más que todos los años atrás. Entrenando intenté aprender de cada una de mis jugadoras y, a día de hoy, puedo decir orgulloso que de todas me llevo algo.

Ganas, constancia e ilusión son pilares básicos en un equipo de fútbol, y lo intenté transmitir desde el primer día. Algunas cosas salieron mejor que otras, pasamos mucho aguantando críticas desde el primer momento, pero siempre había algo en mi en que se conseguiría el objetivo de la salvación, y míranos, ahora organizando una nueva temporada. Si tengo que quedarme con algo de este periodo de tiempo es con el trato recibido, la evolución de las jugadoras en casi todos los niveles, que con su trabajo diario me hacían mejor entrenador, y sobre todo, con ese pitido final en el partido que nos dio la salvación. Ver a todas las jugadoras saltando de alegría, a la gente en las gradas aplaudiendo y pensar, tengo algo que ver en esto y sentirme orgulloso de ello.

Se que todo esto no hubiera sido posible sin la confianza del club, de Miguel, a quien le estaré siempre agradecido por la oportunidad que me dio y apostar por mí aunque no tuviera experiencia, y sobre todo a Laura, sin ella esto sería otra cosa, ya que la figura de alguien como ella dentro de un equipo es imprescindible. También quiero aprovechar para darle las gracias a una persona que no me dejó solo en ningún momento, que me apoyo en todo y que estaba como el primer aficionado animando como el que más en cada partido, gracias papá.

Con respecto a la próxima temporada, yo quería seguir en el club creciendo como entrenador y haciendo grande al Híspalis. Nos sentamos a hablar y decidimos que llevaría el Sénior B esta temporada. Me pongo al frente con las mismas ganas e ilusión que empecé este año. Queremos hacer un proyecto joven, con ganas e ilusión para poder soñar, y por qué no decir dentro de un año que el Híspalis tiene dos equipos en la categoría nacional.

Dejadnos soñar y no nos despertéis de este bonito sueño”.

Anuncios