Abraham García se convierte en nuevo entrenador del primer equipo, que competirá un año más en Segunda División Nacional.

Con una amplia trayectoria en los banquillos, Abraham llega al club con mucha ilusión y con un proyecto fuerte bajo el brazo para elevar al Híspalis a lo más alto del fútbol femenino.

“El principal objetivo es hacer un equipo profesional, un club profesional. No queremos ser el tercer equipo de Sevilla. ¿Por qué tenemos que ser el tercer equipo y no un equipo más?. En cuanto al juego, somos un poco diferente,  hacemos un juego diferente de lo que se está viendo en el fútbol femenino. Dicen que lo diferente triunfa y vamos a ir por esa línea”. Declaraba Abraham.

Con su llegada, el club pone la primera piedra de un proyecto que se antoja ambicioso e ilusionante, y con el que se prepara desde hace unas semanas la temporada 2018/19.

¡Bienvenido, míster!

 

Anuncios