Seguramente fue una de las más felices tras el partido ante La Rambla, ya que su gol abrió el camino de la victoria a un Híspalis que ya ve más cerca la permanencia. Nora suma ya diez tantos en Liga, y es la máxima goleadora de un equipo que vuelve a sonreír. 

¿Esperabas llegar a esta cifra de goles?

La verdad es que no. Está siendo un año bastante bueno en lo personal. Los goles me han venido muy bien porque venía de una temporada muy dura. Esto de ayudar al equipo con tantos goles me está viniendo genial.

¿Cuál ha sido el gol más importante o más especial de los conseguidos hasta el momento?

Sin duda, el 2-1 ante el Sevilla. Fue tanta la emoción de el gol que cuando vinieron mis compañeras a celebrarlo casi suelto alguna lágrima. No tanto por el gol, sino por lo que suponía, ya que era plantarle cara a un equipo grande como el Sevilla.

Aparte de ese,  también fue muy especial el primero que marqué con la camiseta del Híspalis. Aunque fuera en un amistoso, lo hice frente al Sporting de Huelva, y además fue bastante bonito ya que fue desde casi tres cuartos de campo.

¿Tienen dedicatoria especial esos tantos?

Las dedicatorias siempre van para la persona que está siempre apoyándome en el fútbol y que me acompaña a todos los partidos. Antes se lo dedicaba a mis padres, pero como ellos no están aquí…

¿Cómo te estás viendo a nivel personal esta temporada?

Puede sonar un poco raro, pero este año me he vuelto a sentir futbolista ya que estoy contando con muchos minutos y con la confianza del entrenador. Gracias a eso yo también me noto más segura y siento que estoy volviendo a mi mejor nivel. Aunque todavía tengo algo guardado en la recámara.

Luego tengo una relación muy buena con las compañeras y con el cuerpo técnico. Desde el primer día me acogieron bastante bien y el ambiente es magnífico. Somos un equipo humilde y eso es lo que más me gusta de este club.

¿Qué valoración haces de la temporada del equipo?

La temporada ha sido bastante irregular, porque hemos pasado de partidos muy buenos a partidos malos. Luego también ha habido encuentros en los que jugábamos bien y no estábamos afortunadas de cara a gol. Y si a eso le sumamos algunas decisiones arbitrales que nos han perjudicado, al final el equipo se ve afectado. Ahora por fin hemos ganado y nos hemos quitado un peso de encima. Esperamos coger una buena racha de aquí al final y acabar con buenas sensaciones.

Anuncios