El CD Híspalis cayó ante el Granada CF por 3-1, aunque puso las cosas muy complicadas a uno de los mejores equipos de la categoría. 

Las chicas de Antonio Baeza viajaron a tierras granadinas sin nada que perder, sin presión, conscientes del potencial del cuadro rojiblanco. Eso perjudicó a las locales, que se vieron atenazadas y maniatadas por el Híspalis durante gran parte del encuentro de la 17ª jornada.

En la primera mitad las fuerzas estuvieron muy igualadas, con el Híspalis muy bien situado en el terreno de juego, evitando en todo momento fluidez en el juego del equipo de Roberto Valverde. Con el resultado inicial se llegó al descanso.

Tras el paso por los vestuarios el Granada se volcó más sobre la portería de Koya. Esa situación la aprovecharon las hispalenses para adelantarse a través de un contraataque que definió con calidad Chica. Era el minuto 60, saltaba la sorpresa en La Juventud, pero pocos instantes después llegó la igualada local con el tanto de Elo. No pudo contenter el Híspalis el arreón final del conjunto nazarí, que confirmó la remontada con el gol de Alba Vidal y el de Urre, que puso el definitivo 3-1.

A pesar de la derrota, el Híspalis volvió a dar muestras de su mejoría en el juego y se mantiene a nueve puntos de la zona de descenso. La próxima jornada recibe al Algaidas CD en Hytasa. Un encuentro vital, ya que un triunfo certificaría virtualmente la permanencia un año más en Segunda División.

Anuncios